PP SinConsciencia

A un año de elecciones generales, los partidos ya empiezan a hacer sus cálculos y sus propuestas electorales. Después del desplome del PSOE en las elecciones municipales, el PP ya se está dando por ganador, y empieza su campaña electoral con fuerza, nada más ni nada menos que anunciando la eliminación de leyes sociales desarrolladas por el PSOE. Entre las víctimas, la ley del aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo. Dos avances que hacían de la sociedad española una sociedad más consciente y social, dos avances que se van a quedar en algo anecdótico (e indignante para los colectivos afectados).

¿Qué daño hacen dos personas del mismo sexo que se quieran y decidan ejercer su derecho al matrimonio? ¿Son menos personas por su condición sexual?

Y en el caso del aborto, ¿es mejor que sea la Seguridad Social quien garantice esas intervenciones de forma segura o mejor dejamos que sean clínicas privadas quienes lo ejerzan (cobrando por ello cantidades prohibitivas para personas con recursos escasos) o clínicas con dudosas medidas sanitarias? ¿No será mejor que los padres decidan si no quieren seguir adelante con el embarazo a que abandonen a esos niños o tengan una vida indigna?

Por favor, no permitamos dar pasos atrás.

Además, el cabeza de partido del PP ha tenido que ser rectificado por su gabinete de prensa al dar informaciones inexactas con respecto a estas dos propuestas citadas anteriormente. Mal empieza.

Aprovecho para lanzar una pregunta al Sr. Rajoy, si su argumento para atacar al PSOE es su mala gestión de la crisis, ¿por qué usted sus primeros argumentos electorales se refieren a temas sociales y no económicos? Porque, propuestas económicas tienen, ¿es así?

Esperemos que la sociedad presione para exigir a los gobiernos una gestión más consciente.

Os adjunto link con la noticia.

Saludos,

Mario.

www.conconsciencia.com

ConSuPermiso - gana dinero desde casa
Share

Mismos datos, diferentes versiones (@eP_Titulares @LaVanguardia @20m @fundaciolacaixa)

Supongo que a nadie le coje por sorpresa esta afirmación. Leyendo el mismo informe, «Inmigración y estado del bienestar en España» (financiado por la Obra Social La Caixa), dos diarios hacen lecturas opuestas.

Por una parte «El periódico de Catalunya» pone el titular: «Los inmigrantes aportan más de lo que gastan», y hacen referencia justamente a ese dato. Los inmigrantes aportan más dinero a las arcas del estado que aquel que requieren para su asistencia y servicios sociales. Lo más sorprendente de todo es que nuestra percepción subjetiva, que recordemos que no siempre es la realidad pero que sí que constituye nuestra realidad, no cuadra con ese dato objetivo.  «La Vanguardia» también hace referencia a este dato y amplía sus referencias al porqué de esta percepción dispar.

20 minutos también pone el tono positivo a la noticia, informando además de lo mencionado anteriormente, la aportación de todos los inmigrantes a las arcas públicas, incluidos aquellos que están en situación irregular y en el paro.

El otro titular viene de la mano de «La Gaceta» (grupo intereconomía, sí, ese canal de televisión tan «sesgado»): «España se convierte en el segundo país de la UE con más inmigrantes», y hace referencia al mismo estudio de La Caixa. En el artículo nos hablan de la tasa de pobreza de la inmigración (cercana al 30%, dato altamente elevado y alarmante; frente al 18% de población autóctona) y de la economía sumergida que envuelve a la comunidad internacional.

Nuevamente dos lecturas de un mismo texto; dos interpretaciones diferentes de una misma realidad; dos tonos editoriales en una misma sociedad.

Periodismo ConConsciencia.

Saludos,

Mario.

www.conconsciencia.com

Share

Telefónica: irresponsabilidad social

Parece mentira que una empresa tenga la osadía de, en la misma vez que anuncia beneficios récords, anunciar el despido del 20% de la plantilla en España. Más de 10.000 millones de beneficios en el año 2010 vienen acompañados de 6.000 despidos, reparto de 7.300 millones en dividendos y primas de 450 millones de euros para sus directivos en incentivos.

Las consecuencias no se quedan ahí porque, además de hacer subir las estadísticas de desempleados, para colmo eso supondrá un gasto extra para las arcas públicas, ¿debe el gobierno permitirlo? Al fin y al cabo, ¿dónde está la justificación económica? 10.000 millones de beneficios y han de ajustar plantilla. Para colmo se permiten alardear de Responsabilidad Social Corporativa.

Espero que tanto sindicatos como Gobierno se planten y pidan cuentas a Telefónica. Me parece intolerable e insensato, vergonzoso incluso.

Saludos,

Mario

www.conconsciencia.com

Share

La crisis alimentaria

Desde hace unos años se habla constantemente de la crisis económica, del paro, de la falta de liquidez, de ERE, de despidos, de problemas financieros, de crisis bancaria, pero, ¿alguien presta atención a la crisis alimentaria?

Se habla poco, pero la sufren muchos, 44 millones de personas, ni más ni menos, que viven por debajo del umbral de la pobreza. En una etapa en la que se producen más alimentos que nunca, sus precios prohibitivos hacen que cada vez menos personas puedan alimentarse. Lo lógico sería pensar que, a más producción, menor precio y más accesible para todos, pero la realidad no es así. ¿El por qué? Hay muchos, pero los más alarmantes son, sin duda, la especulación (¿se puede especular con algo tan básico como la comida? Sin ir más lejos, el depósito “100% natural” de CatalunyaCaixa, que invertía en futuros, es decir, en especular con subidas de precio de productos tan básicos como el trigo o el maíz); el uso de biocombustibles (uso de maíz para generar fuentes de energía); los aranceles, las guerras en países exportadores de productos, y el crecimiento de la población mundial.

Los precios de los alimentos básicos han sufrido crecimientos de incluso el 80%, ¿es esto ético? ¿Prima el beneficio económico de un lobby a la superviviencia de las personas? ¿Hemos de permitirlo? Me parece vergonzoso…

A continuación os paso un gráfico con el incremento de precios según el FMI (Fondo Monetario Internacional) que ha publicado elEconomista:

¿Qué puedo hacer yo? En primer lugar no especular con el precio de los productos alimentarios, exigir “responsabilidades” a esas entidades bancarias que lo hacen y, sobre todo, no utilizar biocombustibles que incentiven ese uso “alternativo” a los alimentos.

Por el derecho a alimentación!

Mario

www.conconsciencia.com

ConSuPermiso - gana dinero desde casa
Share