Soy responsable de Fukushima

Sí, lo confieso, soy responsable de que a día de hoy estemos viviendo con el “ay” en el cuerpo por culpa de la amenaza radioactiva de la central nuclear de Fukushima… Bueno, quizá no es necesario que te sorprendas tanto porque, al fin y al cabo, tú también lo eres, sí, sí, no pongas esa cara de sorpresa, lo eres, y ¿quieres que te lo demuestre? sin ir más lejos, estás usando un dispositivo eléctrico para leer este comentario, ¿a que sí? ¿Y de dónde sale esa energía? pues en parte de una central nuclear. Sé lo que ahora piensas, que tú no eres culpable de ello, pero déjame decirte que te autoengañas, pregunta a tu compañía eléctrica de dónde procede la electricidad que consumes, y te sorprenderá.

En nuestro día a día cada vez usamos más aparatos eléctricos, haciendo incrementar nuestra demanda energética cosa que fuerza a tener que generar una cantidad mayor de electricidad. La instalación de centrales nucleares, por lo tanto, se perfila como la forma de generar una gran cantidad de energía a un coste más económico (aunque si tuviéramos en cuenta los costes medioambientales quizá las cuentas no salieran tan bien). Afortunadamente las energías renovables están ganando un terreno muy importante en la cuota de generación.

Tranquilo/a, siempre podemos reaccionar y trabajar en solucionarlo dentro de nuestro círculo de influencia (tampoco podemos pretender crear un decreto ley nosotros solos): contratar energía renovable (algunas grandes empresas eléctricas tienen tarifas “verdes” que garantizan que tu consumo ha sido generado de forma ecológica), cambiar tu contrato eléctrico a una cooperativa de energías renovables, instalar placas solares en tu casa, unirte a campañas de sensibilización para el no uso de energías nucleares, y lo más importante, reducir tu dependencia eléctrica para que no sea necesario tener que instalar más centrales nucleares que absorban nuestra alta dependencia energética.

En resumen, quiero pedir perdón por mi parte de responsabilidad, y prometo seguir tomando medidas para reducir este impacto negativo en mi entorno.

Disculpas,

Mario

www.conconsciencia.com

3 opiniones en “Soy responsable de Fukushima”

  1. Muy buen artículo.

    Tenemos todos la culpa… incluso utilizando energías renovables.

    Parece que las energías renovables son una buena alternativa… ¿pero una buena alternativa para qué?: Para seguir consumiendo más de lo mismo. Más de lo mismo.

    Estos pequeños apaños no llegan a la raíz del problema… simplemente lo maquillan (temporalmente).

    1. Juan, ciertamente hemos de atacar la raiz del problema, el “sobreconsumo” y pasarnos a la moda del “decrecimiento”, pero mientras, minimizar el impacto medioambiental ya es un paso 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *