Responsabilidad Social Personal (RSP)

Por qué una RSC en mi persona?

RSC = Responsabilidad Social Corporativa. Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la responsabilidad social de la empresa es el conjunto de acciones que toman en consideración las empresas para que sus actividades tengan repercusiones positivas sobre la sociedad y que afirman los principios y valores por los que se rigen, tanto en sus propios métodos y procesos internos como en su relación con los demás actores. La RSE es una iniciativa de carácter voluntario. (extraido de la Wikipedia).

Pues podemos decir que mi RSP es aquel conjunto de acciones personales para que mi existencia tenga repercusiones positivas sobre la sociedad, el medioambiente y mi entorno más cercano. Digamos que son mis valores y mi “decálogo” de actuación.

Es parte de una respuesta a mi inquietud interna de trabajar por y para una ONG o fundación, pero dada la situación actual, no me es posible dedicarme a ello, así que de esta forma “monto” mi propia “ONG”.

Tipos de Responsabilidad Social Personal

Hemos de entender la responsabilidad como la “capacidad de respuesta”, no teniendo nada que ver con obligación o culpabilidad. Ante una situación dada es nuestra capacidad de responder.

Las he catalogado en 4 tipos diferentes:

1. Autoresponsabilidad

* Trabajar sobre mi crecimiento personal. Dedicarme algunos minutos al día para poder desarrollar mis capacidades personales
* Cuidar de las personas que me envuelven: escucharles, ayudarles y demostrarles afecto.
* Cuidar del entorno: no se refiere a una cuestión medioambiental, que para ello ya hay un apartado especifico, sino cuidar del ambiente de mi entorno. Fomentar la colaboración, el respeto y la buena sintonía entre la gente. Evitar los conflictos y, en la medida de lo posible, fomentar la solución de los mismos (sin llegar a adueñarme de ese conflicto, cada cual ha de ser responsable de los suyos).
* Fomentar las acciones cívicas. Hacer uso de los mecanismos sociales para evitar las acciones incívicas, denunciarlas y, en la medida de lo posible, intentar que no se produzcan. Puede ir desde denunciar a los mossos acciones de bandalismo como “recoger” un bicing perdido.
* Hacer apología de la sonrisa. Usarla con asiduidad, acompañando a un gracias, buenos días o un adiós. No cuestan esfuerzo, ni euros, pero producen un efecto positivo y contagioso hacia el entorno cercano.

2. Responsabilidad económica

* Consumir con cabeza. Realizar una compra planificada de productos necesarios, evitando la compra compulsiva o social.
* Fomentar el consumo de productos o servicios de empresas socialmente responsables, con políticas de no discriminación ni explotación laboral, que tengan una conciencia social y medioambiental, o que, en caso de que existan externalidades negativas, lleven a cabo acciones para contrarestar ese impacto.
* Preferencia por productos fabricados en España o países en vías de desarrollo para fomentar los puestos de trabajo de españoles (independientemente de su nacionalidad) o sociedades económicamente más necesitadas.
* Preferencia sobre marcas frente a las marcas del distribuidor. De esta forma se fomentan puestos de trabajo y creaciones de valor añadido en toda la cadena de valor. (Ello no implica el pago de un sobreprecio no justificado): I + D, márqueting, atención al cliente, logística, etc.
* Intentar reducir el uso de Tecnologías de la Información si ello va en detrimento del uso de personal. Evitar “hablar” con contestadores si existe la posibilidad de poderlo hacer con una persona, o de realizar operaciones “online” si tengo la posibilidad de utilizar un espacio físico atendido por una persona. Además de fomentar los puestos de trabajo, también me brinda la oportunidad de volver a sonreir a otra persona más.
* Realizar inversiones socialmente responsables. Invertir en aquellos productos financieros cuyos bancos tengan una fuerte implicación social. Clara prioridad por Triodos Bank (banca responsable) y cajas de ahorro cuyos beneficios se reinvierten en la sociedad.
* Incentivar la economía local comprando en tiendas de barrio o de proximidad.

3. Responsabilidad social

* Apoyar, económicamente, a aquellas ONG’s que trabajan en países en vías de desarrollo y de las que tenga ciertas garantías de que realizan los esfuerzos necesarios para enviar los recursos a destino. Ayudarles también en la difusión de su trabajo y en la captación de nuevos socios.
* Trabajar sobre las desigualdades de todo tipo: de genéro, de raza, de orientación sexual, de religión, etc.
* Colaborar en las catástrofes naturales y situaciones de emergencia, tanto económicamente como mediante la difusión de las mismas.
* Apoyar la difusión y concienciación social.
* Trabajar con colectivos en riesgo de exclusión social: pobres, niños sin recursos económicos y enfermos (cancer, leucemia, VIH, etc.).
* Aportar mi grano de arena para constituir microcréditos solidarios.

4. Responsabilidad medioambiental

* Reciclar de forma activa y consciente: papel, plástico, vidrio, aceite, nespresso, orgánico, etc.
* Reducción de los residuos.
* Uso racional en el consumo de papel y plástico, salvo que ello implique destrucción de puestos de trabajo.
* Uso responsable de los recursos hidráulicos y energéticos.
* Invertir en tecnologías que permitan un uso más eficiente de los recursos naturales.
* Uso del transporte público y de la bicicleta.

Recursos económicos actuales y su destino

* Intevida: 21 € / mes.
* Sonrisas de Bombay: 15 € / mes.
* Fundación Apadrina un arbol: 5 € / año (apadrinamiento de 5 árboles).
* Cruz Roja Española: 50 € / año.
Campaña puntual: “Terremoto de Haití” con 50 € de donación.
* Greenpeace: 9 € / mes.


Colaboraciones personales puntuales:

* Fundació Esclerosi Múltiple.
* Fundació Lluita contra la Sida.
* Casal dels Infants.

Para descargar el documento en word, Responsabilidad Social Personal (WORD).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *