Energía y estado de ánimo

Cuán importantes son nuestros niveles energéticos para vivir con y desde la consciencia. No somos concientes de todo ello hasta que no estás bajo de energía y ves como tu estado anímico se ve afectado, además del físico.

Al estar cargados de energía (Zona de luz), o con unos niveles aceptables de la misma (zona de penumbra), nuestra capacidad para dominar los sentimientos, encauzar pensamientos y vivir conectados con nosotros mismos, nos resulta mucho más sencillo y más fácil de manejar. En cambio, cuando nos encontramos en la zona de oscuridad, todo se vuelve más negativo, nos resulta más sencillo ser invadidos por sentimientos y pensamientos negativos; nuestra autoestima también se siente afectada.

¿Cómo conseguir la energía vital que necesitamos? No hay una única manera, y a cada persona le pueden cargar, y descargar, diferentes acciones: gimnasio, estar con los amigos, pasear, etc. Pero la mejor forma para ello es conectarnos a nuestras propias fuentes, las emociones ecológicas: amor, gratitud, felicidad, valentía, servicio, humildad, confianza, aceptación, fe, libertad, alegría, generosidad, esperanza, autenticidad, desapego… y todas ellas, por suerte, dependen únicamente de nosotros, de nuestra actitud y de nuestra voluntad para alcanzarlas (no todas son sencillas de realizar, seamos realistas). La alimentación también es un factor importante a tener en consideración para nuestros niveles de energía vital: comer sano, equilibrado y alimentos naturales ante todo.

Así que ya sabéis, si queréis vivir desde la consciencia, tener en cuenta vuestros niveles de energía.

Namasté,

Mario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *