12 de junio: Día mundial contra el trabajo infantil #TrabajoInfantil

Hoy día 12 de junio se celebra el día mundial contra el trabajo infantil, una lacra social que condena a los niños y niñas a una vida de trabajos forzosos, de imposibilidad de acceder a una educación mínima además de riesgos para su desarrollo físico y mental.

Y no únicamente los niños se ven afectados, también la sociedad en su conjunto ya que limita la capacidad del país para generar más riqueza y salir de eso círculo de pobreza en el que muchos se encuentran inmersos o al que se están acercando. Al entrar en el mercado laboral, esos individuos no pueden acudir a la escuela o incrementará su absentismo, lo cual repercute en su capacidad futura para desarrollar un trabajo más digno, con mayor retribución y posibilidades de llevar una carrera profesional para adelante. Cuando esta lacra individual se multiplica por los 215 millones de niños afectados por el trabajo infantil, el dramatismo de la situación es mucho más elevado.

Según los datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), 215 millones de niños de todo el mundo están trabajando para poder subsistir tanto ellos como sus familias. De este número, 115 millones trabajan en las peores de las condiciones, según la ONG Intervida. 153 millones de niños tienen entre 5 y 14 años.

La distribución de estos niños trabajadores es:

Asia y el Pacífico: 113,6 millones, el 12,5% de la población infantil.
África Subsahariana:65,1 millones, el 25% de niños.
América Latina y el Caribe:14,1 millones, el 10%.

Para evitar estas cifras se creó una hoja de ruta para erradicar el trabajo infantil y garantizar el acceso de esos niños y niñas a la educación, uno de los objetivos fijados dentro de los Objetivos del Milenio.

La OIT, en el día mundial contra el trabajo infantil solicita:

En este Día mundial exhortamos a:

  • La ratificación universal de los Convenios de la OIT sobre el trabajo infantil (así como del resto de los Convenios fundamentales de la OIT).
  • La adopción de políticas y programas nacionales que garanticen un progreso efectivo en la lucha contra el trabajo infantil.
  • La puesta en marcha de iniciativas para ampliar el movimiento mundial contra el trabajo infantil.

Como sociedad tenemos la capacidad de influir y revertir esta situación: apoyemos la causa y hagamos circular los datos escalofriantes, exijamos que la sociedad rechace el trabajo infantil, pidamos a las marcas que garanticen que los productos que compramos están libres de trabajo infantil, a los gobiernos que velen por la contratación de personas adultas en las empresas nacionales y colaboremos con ONGs que supervisen este punto y garanticen el acceso a la educación de los niños de la zona donde trabajan. Juntos tenemos el poder de cambiar las cosas (¿recuerdas el claim la campaña SOMOS ASÍ?)

Fuentes: www.teinteresa.es, Intervida, Organización internacional del trabajo

Saludos,

Mario.
www.conconsciencia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *